Las últimas palabras dichas …

Eco, una de las ninfas del bosque, la cual da origen al sonidos que conocemos como eco enamorada de Narciso quien solo se dedicaba a admirar su propio reflejo y a rechazar cualquier amor ajeno a el, Hera maldijo a Eco haciendo que esta solo pudiera decir las últimas palabras que escuchara de cualquier persona; ya que ella se dedicaba a cubrir las infidelidades de Zeus hacia la diosa Hera dándola fluidas conversaciones para que este se divirtiera con ellas sin interrupciones. Narciso era bello y hermoso pero, enamorado de si mismo, la ninfa no fué ninguna excepción y al verla en el bosque no cambio de idea respecto al amor. Eco, desesperada no pudo contestarle más que con las últimas palabras que este pronuncio. Ella destrozada y deprimida se encerró en lo más solitario del bosque y allí dejo de comer y de cuidarse, consumiéndose poco a poco y lentamente, finalmente se desintegró uniéndose con el aire que la rodeaba y quedando únicamente su voz, la cual repetía las últimas palabras que otra persona decía, Némesis diosa de la venganza al enterarse de lo sucedido hizo que Narciso mirara su reflejo en el agua y que se enamorara perdidamente de el importándole solo su propia belleza, quedándose en la orilla durante años observándolo, y finalmente muriendo delante de el, ajeno al mundo y sin importarle nada más, incluso a la hora de la muerte, en el río Estigio, dicen que continuo admirándolo …