Experiencia patronus

Bueno diablillos, … esta entrada va a ser corta, clara y mágicamente bellisima

Era nuestro primer año en Hogwarts y estábamos demasiado nerviosas para disfrutar de todo del momento pero hicimos lo que pudimos. Ver los arboles y tomarnos una rana de chocolate mientras mirábamos a través de la ventana del expreso de Hogwarts era un sueño tremendo para nosotras y estábamos que no nos lo creíamos, durante el trayecto no hablamos de otra cosa que no fuera la casa en la que estaríamos ojala la misma, de los compañeros , de la copa de la casa, las clases, …

Hagrid nos esperaba con la linterna para ayudarnos a llegar hasta el castillo con los botes Hagrid era extremadamente maravilloso cruzamos el río y entramos por las enormes puertas, la profesora Mcgonagall nos esperaba en lo alto de las escaleras con una medio sonrisa en la cara. Una vez llegamos a lo alto de las escaleras seguimos a la profesora al gran comedor y allí se encontraban todos los profesores junto a los alumnos de años superiores, era todo un sueño cumplido y nosotras estábamos que no nos lo creíamos, antes que nosotras pasaron varios alumnos para ponerse el sombrero seleccionador hasta que llego nuestro turno …

No me sentó mal ni nada pero por desgracia no dormiríamos en el mismo dormitorio, una pena pero nosotras estamos igual de contentas. Fui a mi sala común mientras me despedía de mi compañera de vida durante un rato. La sala común de Slytherin era preciosa, repleta de ese color verde esmeralda tan particular, todo era maravilloso. Hasta nuestro jefe de casa no muy agradable según su fama me parecía super guai. Cuando acabaron las presentaciones nos volvimos a ver en el gran comedor para contárnoslo absolutamente todo, las dos casas a las que pertenecíamos eran geniales y cada una encajo perfectamente en la suya, a ella la cuidarían maravillosamente en Ravenclaw 

Todavía estábamos en una nube y nos lo creíamos …

Las clases eran maravillosas, los profesores, … ¡Tenia unas ganas tremendas  de asistir a clase de defensa contra las artes oscuras. Todo era fantástico, hasta que acabo la exposición con la bonita tienda de regalos donde compre dos galletitas super ricas para mi amiga y para mi

¡DIABLILLOS! espero que os haya gustado la entrada, ahora hablando serios. La exposición nos ha gustado un montón, incluso siendo mucho mas pequeña que la que hicieron en IFEMA ha sido muchísimo mejor, mas interesante, bonita e interactiva y menos agobiante ya que pasas de grupo en grupo para que no se meta tanta gente en un espacio tan pequeño, ademas como

te sientan para que el sombrero te diga la casa eso con un grupo de personas muy grande no merecía la pena, es mejor esperar poca fila, que media hora de fila. Ha sido corta, bonita y barata porque la entrada nos costo 10 euros y para lo que ha sido a mi me ha parecido rentable.

Por cierto, una cosa que iba a decir antes de que se me olvide; nuestro pase fue a las once de la mañana, el primero vamos, … ¡Soy yo la profesora Mcgonagall de pega y la gente muere de amor al verme en el papel! por que las cosas como son, algunos de los trabajadores no parecían muy entusiasmados lo cual no digo a malas. 

La exposición fue en Duque de Rivas, en el numero 27 creo y nosotras salimos y fuimos desde el metro de Goya, a tres minutos de la calle de la expo

¡Esta ha sido  mi maravillosa experiencia patronus diablillos! Espero que os haya gustado, que me pongáis en favoritos, que me comentéis, que me sigáis y que me améis mogollón. Os dejo mi twitter por aquí para que me cotilleéis y os mando muchos besitos telepáticos @Diiosainfeernal